Email: direccion1@ceps.org.mx | Teléfonos: (52)(55) 5563-1604 y (52)(55) 5563-6543

Desde la Casa Lago, Sede de la CEM

¿Con qué se pagan las horas en vela de una madre cuando su hijo se enferma? ¿Qué precio tiene el que un papá se levante temprano para ir a trabajar una larga jornada para que regrese con la despensa para su familia? ¿Cuál es la cifra que equivalga el sacrifico que nuestros padres hacen a diario para que podamos crecer sin ningún preocupación? No hay un precio, porque estas acciones no se pagan, se corresponden. 

Cuenta el Padre Rogelio que en sus visitas a los hospitales notó dos tipos de enfermos: los que están solos y los que tienen compañía. En el primer grupo aparecen los personas de edad avanza, en el segundo, aquellos que tienen papá y mamá para velar su enfermedad. 

Escucha esta bella reflexión, en donde el Padre Rogelio nos invita a “dar un vaso de agua” a los pequeños, que tal vez estén en nuestra casa.

Sé parte de nuestra red

Buscar en el sitio

Haz tu Donativo

Materiales Campaña Caridad 2018