Email: direccion1@ceps.org.mx | Teléfonos: (52)(55) 5563-1604 y (52)(55) 5563-6543

Permisos no concedidos, regaños por no acomodar la recámara, llamadas de atención por llegar tarde a la casa, un jalón de oreja por haberle pegado a tu hermano o hermana son situaciones que vivimos con mamá y papá en algún momento de la vida. Cuando suceden, las consideramos injustas y llegamos a tener sentimientos negativos hacia quien sólo nos da amor incondicional. Porque no entendemos que su papel es guiarnos y protegernos, aunque eso signifique generar molestia en nosotros.

En esta ocasión, el Padre Rogelio nos explica por qué “los hijos dejan de ser niños y los padres nunca dejan de ser padres” y descubrir uno de los tantos misterios que hay en la paternidad y maternidad.

Sé parte de nuestra red

Buscar en el sitio

Haz tu Donativo