Email: direccion1@ceps.org.mx | Teléfonos: (52)(55) 5563-1604 y (52)(55) 5563-6543

“Dichosos los que tienen hambre y sed de justicia” (Mt 5,6)
 
Mensaje de la Comisión Episcopal para la Pastoral Social, 
en la conmemoración del 60º aniversario
de la Declaración Universal de los Derechos Humanos.
 
INTRODUCCIÓN
 
1.«Gloria a Dios en el cielo, y en la tierra paz a los hombres y mujeres que gozan de su amor.» (Cf. Lc 2,14). Con estas palabras que evocan el canto de los ángeles en la noche de la Navidad, saludamos a las y los fieles católicos y a todos los hombres y mujeres de buena voluntad que viven en México.

 
2.Llegamos al término de un año civil, en el que sin duda hemos recibido innumerables muestras del cuidado amoroso que Dios tiene por nosotros. Ha sido también un año en el que distintos acontecimientos, mundiales y nacionales, particularmente los relacionados a la crisis económica y financiera, la carestía de los alimentos, la crisis de seguridad pública y la violencia incontrolada nos han hecho tomar conciencia de algunos efectos negativos de la globalización y de sus consecuencias para la vida digna de los hombres y mujeres de nuestro país. 
 
3.Celebramos además el Adviento, que nos  prepara a la Navidad y nos invita a renovar nuestra esperanza en Cristo, pues «Él es nuestra paz» (Ef 2,14). La contemplación del misterio del Verbo Encarnado nos hace crecer en la conciencia de la dignidad humana y reafirmar nuestro compromiso por promoverla y defenderla. Tanto más que en este marco se celebra, en todo el continente, a la Virgen Morena, Nuestra Señora de Guadalupe, defensora y promotora de la dignidad humana de todas y todos los mexicanos, y particularmente de la dignidad de nuestros pueblos y comunidades indígenas. 
 
4.En el contexto de este fin año celebramos, el día 10 de diciembre, el 60º de la adopción y proclamación, por la Asamblea General de la Organización de las  Naciones Unidas, de la Declaración Universal de Derechos Humanos, considerada como «una piedra miliar en el camino del progreso moral de la humanidad" y "...una de las más altas expresiones de la conciencia humana» . Se celebra también, el 9 de diciembre, el décimo aniversario de la Declaración sobre el Derecho y la Obligación de las Personas, los Grupos y las Instituciones de Promover y Defender los Derechos Fundamentales y las Libertades Públicas.
 
5.Reconociendo estos motivos, los Obispos de la Comisión Episcopal para la Pastoral Social queremos una vez más compartir con sencillez nuestra reflexión de fe, alentando la esperanza y estimulando el compromiso de las y los creyentes con la caridad y la justicia. Nos dirigimos también, animándoles, a todas las personas de buena voluntad que creen en la dignidad humana, particularmente a quienes promueven y defienden los derechos humanos en los organismos de la sociedad civil, en los organismos públicos y en las distintas instancias de gobierno. Compartimos con ellos la certeza de que en la plena tutela de los derechos humanos vemos acercarse el ideal de un modelo de vida y de orden social que asegure condiciones de vida digna para todos y todas y que nos anticipan  «los cielos nuevos y la tierra nueva (cf. 2 Pe 3,13)»  que aguardamos con firme esperanza.
 
6.Deseamos  conmemorar el aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos reconociendo que ella constituyó la primera afirmación mundial de la dignidad e igualdad inherente a todos los seres humanos, propiciando así que la humanidad confluya en un núcleo fundamental de valores y derechos que, al ser observados, encienden una luz «respecto a la aspiración de la gente de todos los lugares de la tierra a vivir en seguridad, justicia y esperanza ante el futuro.» 
 

Sé parte de nuestra red

Buscar en el sitio

Haz tu Donativo