Email: direccion1@ceps.org.mx | Teléfonos: (52)(55) 5563-1604 y (52)(55) 5563-6543

TLCAN

“Los tratados son instrumentos para lograr el bienestar y desarrollo integral de todas las personas” opinaron los Obispos de Estados Unidos y México, con respecto a las negociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), que se iniciaron luego de que Estados Unidos anunciara salirse de dicho acuerdo.

“Los tres gobiernos (Estados Unidos, Canadá y México) deben procurar decididamente una relación comercial mutuamente respetuosa, justa y solidaria, especialmente para los más pobres de nuestros países” enfatizaron los Obispos.

A través de un comunicado, emitido el 15 de noviembre, los Obispos consideran que, ante los diversos puntos de vistas de los tres países involucrados (Estados Unidos, Canadá y México), los líderes políticos deben “aprovechar esta oportunidad para profundizar constructivamente los lazos entre nuestras naciones y tomar en cuenta las preocupaciones que han surgido desde la implementación del acuerdo original”.

Además, enfatizan que “deben procurar decididamente una relación comercial mutuamente respetuosa, justa y solidaria, especialmente por los más pobres de nuestros países”. En este sentido, los tratados “deben ser evaluados en relación a los efectos que tienen sobre los pueblos, las regiones y el medio ambiente en los países afectados”.

Como Iglesia y Pastores, los Obispos consideran deben tomarse otros criterios, a parte de los económicos:

·Los pobres: Los acuerdos deberán pre-venir la profundización de las pobrezas y compensar a quienes resultarán afectados
·Migración: Cualquier acuerdo comercial debe tener como objetivo “aliviar” las condiciones que impulsar a la gente a dejar sus tierras de origen
·Trabajo y protección laboral: Es fundamental prestar especial atención a condiciones de trabajo seguras, horas de trabajo razonables, tiempo libre, salarios familiares suficientes para la vida y otros beneficios sociales, etc.
·Desarrollo sostenible y atención a la creación: Los tratados deben preservar el medio ambiente y el desarrollo humano sostenible
·Pueblos indígenas: Deben respetar la cultura de los pueblos y fomentar las vías de desarrollo de los mismos.
·Agricultura y alimentación: Ofrecer políticas compensatorias que promuevan los sistemas alimentario de producción y distribución de pequeños productores, así como proteger las zonas rurales
·Derechos de Propiedad Intelectual: Disminuir la exclusividad de las grandes farmacéuticas que muchas veces venden sus productos a elevados precios, lo que pone en peligro la salud de millones de personas.

Finalmente, los Obispos exhortan a que los involucrados en los acuerdos tomen en cuenta los derechos y necesidades de los pobres, los pueblos originarios, el cuidado de la creación, las comunidades y, sobretodo, a los trabajadores.

Versión Español

Versión Inglés 

Obispo Responsable de la Dimensión:
Mons. Carlos Garfias Merlos-Obispo de Morelia
Secretario de la Dimensión:
Mtra. Jimena Esquivel Leautaud

Contribuye a la construcción de una sociedad más justa y solidaria, respetuosa de los derechos humanos, promoviendo la resolución pacífica de los conflictos y procesos de reconciliación, mediante procesos educativos y desde los valores del evangelio y la Doctrina Social de la Iglesia, consciente del respeto a la dignidad humana y sus derechos.

Sé parte de nuestra red

Buscar en el sitio

Haz tu Donativo