Email: direccion1@ceps.org.mx | Teléfonos: (52)(55) 5563-1604 y (52)(55) 5563-6543

Ante el sorpresivo anuncia del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de desplegar la Guardia Nacional de ese país en la frontera con México el pasado viernes, los Obispos de la frontera norte de México y del Consejo de Presidencia de la Conferencia del Episcopado Mexicano lanzaron una declaración, bajo el título “Por la dignidad de los migrantes”, la cual busca sensibilizar tanto a la población, como a los Gobiernos de ambos países sobre la situación de los migrantes que a diario intentan cruzar dicha frontera.

En el texto de los Obispos señalan que no hay que ser indiferentes ante “el sufrimiento de nuestros hermanos migrantes que buscan mejores condiciones de vida al cruzar la frontera para trabajar”, porque ellos no sólo “contribuyendo al bien común de sus familias” sino también “del país hermano que los recibe”. En este sentido, se requiere una “renovada (del flujo migratorio) regulación por parte de ambas naciones”.

La anterior mencionado por los Obispos de ambos países es de suma importancia, porque el renovar la regulación de los migrantes que cruzan esta frontera significa revisar las condiciones conforme a los derechos humanos. Esto traería como en consecuencia el cuestionarse la acción tanto política, y militar actualmente, con la que se está tratando la migración.

Por otra parte, señalan que los Gobiernos en México tienen “una grave responsabilidad al no haber creado las oportunidades suficientes de desarrollo para nuestro pueblo pobre y marginado”, por ello, y ante las elecciones de 2018, debe haber un cambio histórico que “ayude a que el Pueblo de México realmente sea el protagonista de su desarrollo, con paz, justicia y respeto irrestricto a los derechos humanos”.

Los Obispos que firmaron el documento son reiterativos en que “sólo hay un futuro en la promoción y defensa de la igual dignidad y de la igual libertad entre los seres humanos” porque la frontera entre México y Estados Unidos “no es una zona de guerra”.

“El único futuro posible para nuestra región es el futuro edificado con puentes de confianza y desarrollo compartido, no con muros de indignidad y de violencia. Más aún, el Papa Francisco sin ambages nos ha dicho a todos: una persona que sólo piensa en hacer muros sea donde sea, y no construir puentes, no es cristiano. Esto no es el evangelio” exhortan.

Los Obispos mexicanos desean repetir lo que dijeron hace un año “¡Su dolor es nuestro dolor!¡En cada migrante que es lastimado en su dignidad y en sus derechos, Jesucristo vuelve a ser crucificado!”. Revisa el mensaje completo aquí.

 

 

Obispo Responsable de la Dimensión: Mons. Guillermo Ortíz Mondragón-Obispo de Cuautitlán
Secretario de la Dimensión: Pbro. Arturo Montelongo

Desarrollar procesos de inserción y participación de los agentes de pastoral de la movilidad humana mediante la promoción de encuentros provinciales motivados por la participación activa de los agentes en la formación para lograr una acción más profética y eficaz de la dimensión.

Sé parte de nuestra red

Buscar en el sitio

Haz tu Donativo

Materiales Campaña Caridad 2018