Email: direccion1@ceps.org.mx | Teléfonos: (52)(55) 5563-1604 y (52)(55) 5563-6543

Compartiendo el viaje

El último registro de la Organización Internacional para la Migración (OIM) señaló que 232 migrantes murieron en su intento por llegar a Estados Unidos. Condiciones deplorables de tránsito, extorsiones, violaciones son sólo algunas situaciones que deben enfrentar los migrantes (su mayoría provienen de Centroamérica y México) y, en el peor de los escenarios, la muerte.

Ante las adversidades que rodean a los hermanos migrantes, diversos organismos de la sociedad en las últimas décadas, entre ellos la Iglesia Católica, se han pronunciado para que se hagan valer los derechos vitales para el libre tránsito, así como la creación de lugares seguros de acogida, en donde puedan descansar para después continúen su camino, o bien, regresen a sus hogares.

En territorio mexicano existen 75 organizaciones dirigidas por personas de la Iglesia que reciben a los migrantes, según el “Estudio sobre las casa de migrantes católicas”, que realizó la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) hace 4 meses. Dichas casas están divididas en tres regiones: la frontera norte, sur y el centro. Aquí se les ofrece alimento, refugio, atención médica y psicológica, entre otros servicios.

“Para la Iglesia se entiende como casa migrante: todo aquel lugar-no importando las características física-, que abre sus puertas para dar acogida, y que sirve para procurar protección humanitaria, moral, jurídica y espiritual. Es el amparo para menores de edad, para mujeres y hombres, y también es un espacio de acompañamiento hasta su regreso a casa” se explica en el documento de la CEM.

Por otra parte, basta con revisar los esfuerzos que ha hecho del Papa Francisco durante su pontificado, el cual junto a Caritas y otras organizaciones buscan promover la sensibilización en el tema de migración, no sólo en México, sino a nivel mundial. Dando resultados como la Sección de Migrantes y Refugiados del Vaticano (Dicasterio para la Promoción Integral del Desarrollo Humano), cuyo objetivo es ser un foco de esperanza para los migrantes.

Así lo demuestra la próxima campaña de Caritas Internationalis (CI) “Compartiendo el viaje”, la cual tendrá una duración de dos años y será liderada por el Santo Padre. Share the journey (lema oficial de la campaña) tiene como objetivo promover en las Caritas la sensibilización del tema migratorio, para así incidir en su respectiva localidad.

Como país de paso migratorio, Cáritas Mexicana también se une Compartiendo el viaje, próximamente emitiremos más información, además de cómo pueden participar y formar parte de esta gran campaña.

Obispo Responsable de la Dimensión: Mons. Guillermo Ortíz Mondragón-Obispo de Cuautitlán
Secretario de la Dimensión: Pbro. Arturo Montelongo

Desarrollar procesos de inserción y participación de los agentes de pastoral de la movilidad humana mediante la promoción de encuentros provinciales motivados por la participación activa de los agentes en la formación para lograr una acción más profética y eficaz de la dimensión.

Sé parte de nuestra red

Buscar en el sitio

Haz tu Donativo