Email: direccion1@ceps.org.mx | Teléfonos: (52)(55) 5563-1604 y (52)(55) 5563-6543

Papa Francisco

En el año pasado, durante su visita a México, el Papa Francisco fue recibido por el conmovedor canto del Ave María de una niña con cáncer. Posteriormente, en el recorrido que dio al Hospital Infantil Gómez, ofreció un mensaje en el que agradeció el esfuerzo de doctores y enfermeras por curar las diversas enfermedades de muchos niños mexicanos; entre ellas, el cáncer.

Hay que recordar, en el día internacional de la lucha contra el cáncer infantil, que en nuestro país, 5 mil niños son diagnosticados con algún tipo de cáncer anualmente, con una prevalencia de 23 mil casos y cobrando la vida de 2 mil infantes al año; es decir, es la segunda causa de muerte en niños entre cinco y catorce años. 

El Centro Nacional para la Salud de la Infancia y Adolescencia, en su boletín del año pasado, destacó que el 70% de los casos diagnosticados en menores de 18 años, se realizaron en etapas avanzadas. Es decir, la historia de un niño con cáncer puede ser distinta si hay medidas de prevención y, en caso de tener la enfermedad, detectarla a tiempo ayudará a combatirla oportunamente. 

Si bien no hay una receta o fórmula que garantice a una persona el no padecer cáncer, ciertos hábitos en la vida cotidiana disminuyen el riesgo. La aplicación de algunas vacunas a temprana edad, alimentación saludable y ejercicio constante son actividades que ayudan a fortalecer el organismo y, de esta forma, ser menos vulnerables.

Vacunar a un joven contra hepatitis B disminuirá el riesgo de presentar cáncer de hígado durante la vida adultas y la vacuna contra el virus del papiloma humano (VPH) disminuye la incidencia de cáncer cérvicouterino entre las adolescentes.  Por otra parte, el realizar ejercicio diariamente evitará enfermedades como la obesidad, hipertensión, diabetes, las cuales debilitan a la persona y lo hacen propensa a algún tipo de cáncer. 

Aprendamos a tener una cultura respetuosa de la vida y la salud, tal como lo menciona el Papa Francisco en la Jornada mundial del Enfermo, para que, a través de nuestras acciones preventivas, no seamos propensos enfermedades como el cáncer; y sobre todo, que dichas acciones protejan a los más pequeños.

 

Obispo Responsable de la Dimensión:
Mons. Domingo Díaz Martínez-Arzobispo de Tulancingo
Secretario de la Dimensión:
Pbro. Alejandro Buenrostro

Evangelizar con renovado espíritu misionero el mundo de la salud, impulsando la organización de la Pastoral de la Salud comunitaria y participativa; constribuyendo así en la construcción de una sociedad sana y solidaria al servicio de la vida en un ambiente promotor de paz.

Sé parte de nuestra red

Buscar en el sitio

Haz tu Donativo