Email: direccion1@ceps.org.mx | Teléfonos: (52)(55) 5563-1604 y (52)(55) 5563-6543

Durante su visita a la población de Chalchihuitán, Mons. Arizmendí, Obispo de San Cristóbal de las Casas, manifestó que existen dos situaciones "preocupantes y dolorosas". La primera corresponde a los miles de desplazados que continúan viviendo a la intemperie, y la segunda es el fallo del Tribunal Agrarío, que no resuelve el conflicto de los limites territoriales entre Chalchihuitán y Chenalhó. 

"Sigue habiendo miles de desplazados, que viven en las montañas, expuestos a todas las inclemencias del tiempo y a pasar hambre y enfermedades. Pude pasar por la carretera, que ya está libre desde Las Limas hasta la cabecera municipal, y observé muchas casas totalmente abandonadas" señaló el Obispo.

También agregó que ya han fallecidos niños y personas de la tercera edad, esto por la falta de alimentos y de atención sanitaria adecuada. Aunque se ha recibido ayuda, ésta sigue siendo insuficiente. Por tanto, los pobladores solicitaron productos como maíz, frijol, sal, azúcar y petates donde dormir, pues muchos están durmiendo en el suelo. 

En cuanto al conflicto entre las poblaciones, Mons. Arizmendi explicó que a pesar de los ataques violentos del pueblo de Chenalhó, producto del fallo del Tribunal Agrario que otorgó legalmente  a Chalchihuitán 363 hectáreas y que, supuestamente, son del pueblo vecino,  los habitantes de ésta comunidad rechaza el uso de armas y apela a que la situación debe resolverles a través del Tribunal Unitario Agrario, el Tribunal Colegio y, si es necesario, en la Suprema Corte de Justicia. 

"Los de Chalchihuitán dicen que ellos rechazan la fuerza de las armas, porque dicen confiar en que se respeten sus derechos protegidos por documentos oficiales. Dicen que son hermanos con los de Chenalhó, de la misma etnia Tsotsil, algunos incluso parientes, y que no van armarse ni a acudir a la violencia. Dicen que no confían en las armas como recurso para defender sus tierras, porque su fuerza son sus documentos oficiales, que protegen derechos", concluyó el Obispo. 

Obispo Responsable de la Dimensión:
Mons. José Leopoldo González González-Obispo de Nogales
Secretario de la Dimensión:
Pbro. Rogelio Narváez Martínez

Anima la pastoral de la caridad y la solidaridad de la Iglesia. Acompaña a las Cáritas Diocesanas, impulsa una pastoral integral para quienes viven con VIH y Sida. Promueve la equidad de género y acompaña las situaciones de emergencia ocasionadas por desastres naturales y de emergencias sociales.

Sé parte de nuestra red

Buscar en el sitio

Haz tu Donativo