Email: direccion1@ceps.org.mx | Teléfonos: (52)(55) 5563-1604 y (52)(55) 5563-6543

Sismos en México

Dos días después del terremoto de 7.1 grados, el pueblo mexicano no da tregua a la tragedia. Labores de rescate, centros de acopio en diversos puntos y una red de solidaridad, en múltiples formas, están contribuyendo a aminorar la emergencia, al igual que los mensajes de fe y esperanza dirigidos a las víctimas, los cientos de voluntarios removiendo escombros, a la población en los centros de acopio que día y noche recibe, descarga y moviliza los víveres.

Los edificios colapsan, la fe y esperanza no. Ese fue el mensaje del Obispo de Cuernavaca, Mons. Ramón Castro, quien mantiene una estrecha cercanía con su diócesis tras el sismo que tuvo como epicentro a Morelos. Resaltó en un mensaje de vídeo la necesidad de estar unidos y que cada quien ponga “el granito de arena” que le corresponde.

A pesar de la situación compleja que se vive Oaxaca, también afectada por un sismo, el Obispo de Tehuantepec agradeció, por una parte, el apoyo brindando a la diócesis y señaló que, ante la situación actual, apoyará dentro de sus posibilidades a las comunidades afectadas por el reciente movimiento telúrico.

Asimismo, Mons. Campos explicó en entrevista el contexto que rodea a Oaxaca. Cerca de 70 templos dañados de forma severa y hay más de 200 mil personas afectadas. Por lo tanto, el plan propuesto por el obispo es la reconstrucción integral, lo que significa poner atención no sólo en lo material, sino también en el tejido social. En la zona siguen funcionando los comedores comunitarios y la repartición de despensas añadió.

El sismo del martes, 19 de septiembre, ha provocado la muerte de al menos 100 personas en la Ciudad de México. Por tanto, el Cardenal Norberto Rivera pone a disposición, a través de un comunicado, criptas para depósito de las urnas con los restos de quienes han fallecido a consecuencia de los derrumbes. Para mayor información comunicarse a: 5577-0202 o 51180583.

Las acciones de la Iglesia Católica en México comenzaron a hacerse presentes al inicio de ambas emergencias. Sobre todo, su acompañamiento ha sido una clave fundamental para un gran número de personas que buscan consuelo después del trauma vivido, además de los esfuerzos de las Iglesias al convertirse en centros de acopio.

En este sentido, la Conferencia del Episcopado Mexicano, a través de Cáritas Mexicana, llama a unirse a la solidaridad al resto de las diócesis por medio de una colecta para que la ayuda tenga una mejor organización. Dicha colecta tendrá lugar los días 23 y 24 de septiembre.

Aunado a esto, la Cáritas Nacional sigue recibiendo contribuciones en la colecta que inició al día siguiente del primer sismo que transformó al país:

Obispo Responsable de la Dimensión:
Mons. José Leopoldo González González-Obispo de Nogales
Secretario de la Dimensión:
Pbro. Rogelio Narváez Martínez

Anima la pastoral de la caridad y la solidaridad de la Iglesia. Acompaña a las Cáritas Diocesanas, impulsa una pastoral integral para quienes viven con VIH y Sida. Promueve la equidad de género y acompaña las situaciones de emergencia ocasionadas por desastres naturales y de emergencias sociales.

Sé parte de nuestra red

Buscar en el sitio

Haz tu Donativo