Email: direccion1@ceps.org.mx | Teléfonos: (52)(55) 5563-1604 y (52)(55) 5563-6543

En su cuenta de Twitter, el Papa Francisco se unió a la conmemoración del Dia Internacional de la Mujer con el siguiente mensaje: “¡Muchas gracias a todas las mujeres que cada día tratan de construir una sociedad más humana y acogedora!”. Este mensaje, aunque sencillo, refleja la preocupación del Santo Padre por ampliar la participación de la mujer en diversos espacios públicos, tanto del ámbito social, como del eclesial.

 Y no sólo lo demuestra en sus redes sociales (en donde participa activamente) sino en diferentes discursos y documentos. Por ejemplo, en la Exhortación apostólica Evangelii Gaudium reflexiona sobre la presencia de la mujer y dice “todavía es necesario ampliar los espacios para una presencia femenina más incisiva en la Iglesia. Porque el genio femenino es necesario en todas las expresiones de la vida social; por ello, se ha de garantizar la presencia de las mujeres también en el ámbito laboral y en los diversos lugares donde se toman las decisiones importantes”.

 Porque las estadísticas no mientes. Tan sólo en México, el índice de participación laboral de las mujeres es del 47% en edad productiva, contraste con la de los hombres que asciende a un 82%, según la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico). A esto sumamos la desigualdad salarial, pues de acuerdo una publicación del CONEVAL (Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social), las mujeres ganan una quinta parte menos que los hombres, pese a que tengan el mismo nivel educativo.

 Por otra parte, el Papa Francisco, en muchas de sus intervenciones, supera la mirada tradicional de la Iglesia que asocia a la mujer con la maternidad o la vida consagrada, como pasó en una conferencia de prensa en Río de Janeiro, cuando se le cuestiona sobre cómo incluir a las mujeres en la vida eclesial, mas allá de consagración, él responde “el papel de la mujer en la Iglesia no es solamente la maternidad, la mamá de la familia, sino es más fuerte  […] No se puede entender una Iglesia sin mujeres, pero mujeres activas en la Iglesia, con su estilo, que llevan adelante”. Con sus acciones, Francisco brinda una valiosa oportunidad para no quitar el dedo del reglón sobre la labor de la mujer y cómo no debe estar relegada a puestos en los que no hay toma de decisión o bien, a los que ha sido designada desde hace décadas.

 Desde los inicios de su Pontificado, el Papa Francisco nos ha interpelado profundamente en diversas temáticas que atañen a nuestra sociedad. Mejorar e impulsar la participación de las mujeres en el espació público es una de ellas. El Obispo de Roma deja en claro en cada una de sus intervenciones que sí es posible la apertura de perspectivas a temas que se dan por sentado o bien, no siempre se quieren interrogar.

 Aprendamos y hagamos eco de las palabras del Santo Padre. Porque para poder construir una sociedad más humana y acogedora necesitamos de todas y todos.

 

Obispo Responsable de la Dimensión:
Mons. José Leopoldo González González-Obispo de Nogales
Secretario de la Dimensión:
Pbro. Rogelio Narváez Martínez

Anima la pastoral de la caridad y la solidaridad de la Iglesia. Acompaña a las Cáritas Diocesanas, impulsa una pastoral integral para quienes viven con VIH y Sida. Promueve la equidad de género y acompaña las situaciones de emergencia ocasionadas por desastres naturales y de emergencias sociales.

Sé parte de nuestra red

Buscar en el sitio

Haz tu Donativo

Materiales Campaña Caridad 2018