19 de Octubre Día Mundial de la Alimentación

By in
190
19 de Octubre Día Mundial de la Alimentación

Desde 1979, el día 16 de octubre se conmemora el Día Mundial de la Alimentación. Ha sido impulsado por la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) con la intención de reducir el hambre alrededor del mundo. Este 2019 la FAO promueve una alimentación más sana.

Es posible observar a la alimentación bajo dos aspectos: el sobrepeso y la desnutrición. Más de 280 millones de personas no tienen posibilidades de tener una comida digna; mientras que 2000 millones sufren de sobrepeso u obesidad.

“El Día Mundial de la Alimentación es un llamamiento mundial en favor del Hambre Cero, de un mundo en el que haya alimentos nutritivos y asequibles para todas las personas en todas partes.” Menciona António Guterres, Secretario General de las Naciones Unidas en su mensaje con motivo del Día Mundial de la Alimentación.

Revolución alimentaria: producir lo que consumimos

La alimentación es un derecho puesto que es indispensable para la vida. Este derecho implica que los productos estén libres de sustancias dañinas; las cuales son producidas por la contaminación de suelos y ríos derivada del control ejercido por la agroindustria. 

Desafortunadamente, mucha gente desconoce la procedencia de los alimentos que consume, así como la forma en que fueron cosechados y producidos. Lo anterior se convierte en una amenaza para la población, principalmente para el sector en situación de pobreza pues no tiene opciones de consumo. 

Entre los alimentos de consumo diario es posible encontrar gran variedad de sustancias tóxicas. El pescado puede contener arsénico o mercurio, el primero causante de cáncer y el segundo inhibidor del desarrollo biológico en los infantes. También existen hormonas en el pollo para hacerlo más grande y pesado o pesticidas en los cultivos; todo esto permanence en los productos que se convierten en parte de nuestras comidas.

Por todo esto es necesario reconsiderar nuestro papel de consumidores y transformarnos en prosumidores; es decir, aprender a producir para consumo propio. Cualquier familia, sin importar el espacio en el que se encuentre viviendo, puede producir ciertos alimentos, por ejemplo los vegetales.

Para familias que viven en zonas semirurales o rurales, donde se puede incluir algún tipo de ganado menor para complementar la alimentación, esta oportunidad es muy conveniente.

La revolución alimentaria va más allá de tener una hortaliza en nuestra mesa producida en nuestro patio; es una forma de romper con los monopolios de los alimentos y el control ejercido a través de éstos.

Como cada derecho, la alimentación conlleva una responsabilidad. Debemos investigar de dónde provienen y cómo han sido producidos los alimentos que vamos a consumir. Además de ir poco a poco produciendo algunos por nosotros mismos, para así obtener la soberanía en nuestra propia alimentación.

Si estás interesado en iniciar un proyecto comunitario de producción de tus propios alimentos, mándanos un correo a:

Dimensión del Cuidado Integral de la Creación

Comisión Episcopal para la Pastoral Social

cuidadodelacreacion@ceps.org.mx 

Con gusto te ayudamos a generarlo.

54321
(0 votes. Average 0 of 5)