Cáritas entrega 12 viviendas en Tlayacapan, Morelos
By in

Cáritas entrega 12 viviendas en Tlayacapan, Morelos

Bajo un “modelo de autogestión solidario”, Cáritas de Morelos, con el apoyo de Cáritas Mexicana, hicieron entrega de 12 viviendas a familias el pasado 30 de noviembre, en el municipio de Tlayacapan, Morelos.

En el atrio de uno de los templos más importantes de Morelos, el ex convento de San Juan Bautista, bajo un altar improvisado, se llevó a cabo una eucaristía presidida por Mons. Ramón Castro Castro, Obispo de Cuernavaca, para bendecir las 12 viviendas que se construyeron en Tlayacapana, Morelos.

Previamente a la ceremonia, el Pbro. Filiberto Arias Araujo, párroco de la comunidad, e integrantes de Cáritas Morelos, explicaron brevemente a los presentes el proceso que realizaron para la construcción de las viviendas, como la conformación del colectivo “San Juan Bautista” y el modelo de autogestión solidario con el cual se rigieron.

Con estos dos importantes elementos y el apoyo tanto de Cáritas Morelos como de Cáritas Mexicana, a 12 familias se les hizo la entrega de una vivienda. Cabe señalar que los recursos provinieron de la colecta nacional e internacional realizada a pocos días de los sismos 2017 y convocada por la magnitud del desastre.

Al tema de reconstrucción en Tlayacapan se suma el apoyo psico-emocional y de “medios de vida”; ambos implementados en el Colectivo. En el primero se organizaron los grupos para que, guiados por el evangelio, pudieran externar sus temores sobre lo ocurrido y el porvenir. En el segundo se buscó reactivar la economía local.

“Vengan que los haré pescadores de hombres”

Durante la homilía de la bendición de las viviendas, Mons. Ramón Castro agradeció el esfuerzo y amor que Cáritas Mexicana y Cáritas Morelos han puesto para concretar los proyectos surgidos a raíz de los sismos del año pasado.

También señaló que, al igual que religiosas y sacerdotes entregados a Dios, las personas de Cáritas también entregan por medio del servicio al hermano desprotegido, su vida a Dios y estos los hace “pescadores” de un mundo más digno.

 “Si hacemos un análisis más amplio de esta oración (los haré pescadores de hombres) también se aplica a todo el equipo de Cáritas Mexicana y de Cáritas Morelos que han trabajado por la dignidad del ser humano, que ha trabajo con amor y entrega para que el hermano pueda sobrellevar la desgracia que ha tenido que enfrentar” enfatizó Mons. Castro.

MCR: Las incansables religiosas que protegieron el éxodo migratorio
By in

MCR: Las incansables religiosas que protegieron el éxodo migratorio

Vestidas de blanco de pies a cabeza, las religiosas de Cristo Resucitado fueron fáciles de distinguir entre una multitud de playeras de colores, mochilas rotas, carriolas y peluches. El ir y venir de su caminar no se detuvo en ningún momento. Se les podía ver agachadas limpiando pies lastimados por el asfalto; correr para auxiliar a alguna persona deshidratada; sirviendo platos de comida. La caravana de migrantes no permitía ningún titubeo.

La red de las misioneras de Cristo Resucitado (MCR) conocía su misión a pocos días de darse la noticia del éxodo migratorio proveniente de Honduras, que recogió a su paso a salvadoreños y guatemaltecos. Desde las primeras horas de la inminente emergencia humanitaria, comenzaron las llamadas y mensajes para coordinar toda la ayuda posible; ellas, mejor que nadie, saben que la atención debe darse de forma rápida y coordinada.

Apoyadas por Cáritas Mexicana, fue así como recibieron a un grupo de poco más de 7 mil centroamericanos (en su mayoría hondureños), según estimaciones de los medios informativos, en la frontera de Guatemala y México: Chiapas, la primera barrera de las muchas a las que se enfrentarían. En tanto el contingente luchaba por cruzar una frontera custodiada por policías dispuestos a detenerlos a toda costa, las hermanas habían entrado en comunicación con la diócesis de Tapachula para juntos convertirse en un oasis cuando por fin cruzaran el muro imaginario de la frontera sur.

Decenas de medios de comunicación a nivel nacional e internacional emitían toda la información que les fuera posible. El mundo volteó su mirada a ese pedazo de selva. Las imágenes de cómo arribaban a territorio nacional circulaban en redes sociales y principales canales de Tv, lo cual no se detendría durante todo el trayecto que hizo la caravana en México.

Gracias a esto, el pueblo mexicano, una vez más, salió a dar auxilio a quienes huyeron de un país desbordado por la violencia y pobreza. En cada punto de los casi 10 estados de la República por donde pasaron, les ofrecieron ropa, agua, alimentos, etc. A la par, la Iglesia católica, madre que cobija al desahuciado, animaba a las parroquias y diócesis por donde pasaba la caravana para que se transformaran en centros de acogida.

“México es grade y bondadoso” señaló Sor Bertha cuando llegó a la Ciudad de México junto a sus hermanas y el primer grupo de la caravana. Ellas, quienes habían acompañado cada paso del éxodo migratorio, e inclusive ayudaron para que mujeres y niños consiguieran transporte en camiones con el fin de mitigar el impacto del recorrido, habían sido testigos de primera fuente de las muestras de un país generoso y siempre solidario.

En ningún momento, bajo ninguna circunstancia, las religiosas de una congregación nacida en Guadalajara dejaron solos a los migrantes. Caminaron, durmieron y comieron con ellos en una agotadora travesía.  Al punto que llegaban, se instalaban rápidamente y comenzaban sus labores de atención médica, apoyo psicoemocional, entrega de ropa y alimentos. Ellas hicieron que la esperanza no flaqueara en un mar de cansancio e incertidumbre.

Ahora, cerca de un mes de caminar de la mano con un grupo de almas llenas de sueños, temor y esperanza por una vida mejor, se despiden de sus compañeros de viaje en la ciudad fronteriza de Tijuana. Su misión de llevarlos sanos y salvos a ese punto ha concluido. No sin antes brindarles la última atención médica o de compañía, no sin antes de despedirse con una bendición, discreta promesa de que el Señor protegerá cualquier camino que tome cada uno de los personajes que conformaron el éxodo centroamericano.

 

Desde Cáritas Mexicana queremos agradecer el trabajo, la dedicación y el amor por el prójimo durante el tiempo que apoyaron la caravana migratoria. 

 

Nuevo comedor de Cáritas San Luis Potosí: fuente de solidaridad y misericordia
By in

Nuevo comedor de Cáritas San Luis Potosí: fuente de solidaridad y misericordia

Con el nombre del patrono de los Obispos de México, el comedor “San Rafael Guízar y Valencia” de Cáritas San Luis Potosí ha sido, desde su apertura el pasado 31 de julio, fuente de alimentos principalmente para adultos mayores y niños de familias monoparentales a los que les dan una alimentación adecuada.

El proyecto iniciado por la familia potosina, García Siller, y gestionado por Cáritas de San Luis Potosí se suma a los demás comedores y programas con los que cuenta la asociación es ese estado. Gracias a la credibilidad de Cáritas entre los potosinos, el comedor fue recibido con gran aceptación.

El comedor San Rafel acoge, en su mayoría, a personas de la tercera edad en condición de calle, por abandono familia o falta de acceso económico. Sin embargo, el espacio también recibe a menores de hogar procedentes de hogares monoparentales, quienes acuden al comedor para tener una alimentación de calidad, la cual en ocasiones se dificulta por el escaso tiempo de los padres.

El comedor cuenta con un horario de lunes a sábado de 1:00 a 2:30 pm y el costo de recuperación por platillo consta de 10 pesos. Cabe señalar que los proyectos de Cáritas de San Luis Potosí, como el comedor, se encuentra de pie gracias al valioso trabajo de cientos de voluntarios y de la población que dona recursos para impulsar estos espacios.

CAMINANDO CON LAUDATO SI
By in

CAMINANDO CON LAUDATO SI

Guía para Peregrinar Cuidando la Creación

Año con año cientos o miles de personas se ponen en movimiento, a ciertos lugares considerados como santuarios donde se vive con especial fe la presencia de Dios, por tratarse de un espacio cuya interpretación de fe es fundamental en la religiosidad de la gente.

Te invitamos a reconsiderar cada paso dado porque el que piso que vamos caminando es sagrado, ahí también está la Morada de Dios. Por lo que proponemos pequeñas acciones que nos ayuden a cuidar de la Casa Común en nuestro peregrinar, con el material  CAMINANDO CON LAUDATO: Guía para peregrinar cuidando la creación.

 

 

“Amor que se hace vida”; Iglesia de Puebla entrega viviendas en la Mixteca
By in

“Amor que se hace vida”; Iglesia de Puebla entrega viviendas en la Mixteca

El pasado viernes, 23 de noviembre, la Pastoral Social de Puebla, junto a Cáritas Mexicana, hicieron entrega de 10 viviendas a familias de Epatlán, las cuales fueron afectadas por el sismo de 2017.

A dos horas de la capital poblana, en el municipio de Epatlán, se llevó a cabo una ceremonia para hacer entrega de la llave de sus casas a las 10 familias beneficiadas por el programa de construcción de viviendas, coordinado por la Pastoral Social de Puebla e impulsado por Cáritas Mexicana, Cáritas de Monterrey, Querétaro, Pachuca y la Parroquia de la Inmaculada Concepción de Chicago, Estados Unidos.

En una misa presidida por Mons. Víctor Sánchez Espinosa, Arzobispo de la Arquidiócesis de Puebla y concelebrada por el Padre Rogelio Narváez, secretario Ejecutivo de CEPS-Cáritas Mexicana; Padre Rutilio Romero Pérez, vicario episcopal de Pastoral Social en Puebla y otros sacerdotes, la familias beneficiadas acudieron para bendecir, de manera simbólica, su nuevo hogar, así como para dar gracias a todas las personas que hicieron posible esta obra.

Una Iglesia que acompaña

Bajo el slogan “Amor que se hace vida”, la Pastoral Social de Puebla dio a conocer las acciones que, gracias a la ayuda de laicos, sacerdotes y religiosas, se realizaron para atender la emergencia de los sismos en 2017. Por ejemplo, durante y después de los siniestros, fueron entregadas 500 toneladas de ayuda humanitaria. Además del acompañamiento psico-emocional brindado a personas con crisis nerviosas y depresión a raíz del desastre.

Los daños ocasionados tanto por el sismo del 7 como del 19 de septiembre fueron de gran magnitud. Parte de la Mixteca en Puebla tuvo severas afectaciones y, tras recopilar información de las autoridades y propia, la Iglesia poblana, en especial la Pastoral Social, se acercaron a las familias más vulnerables y que aún no habían recibido ningún tipo de apoyo.

Los municipios de Patlanoaya, la Galarza, Tianguismanalco, Chietla, Ixcamila de Guerrero y Epatlán resultaron seleccionados para recibir el apoyo y, quienes recibieron dicha ayuda, tuvieron que estar dentro de los siguientes criterios: personas de la tercera edad, madres solteras, personas con discapacidad y familias con un algo grado de vulnerabilidad, sin posibilidad de construir a corto o largo plazo.

Es así como, después de largas jornadas y una admirable coordinación, se construyeron en Puebla 46 viviendas. La primera etapa constó de 26 casas y la segunda de 20. De estas, 26 ya están terminadas, 28 fueron entregadas, 8 están por entregar y 10 más siguen en proceso de construcción. Cabe señalar que 39 de estas viviendas fueron impulsadas por parte de Cáritas Mexicana, a través de la colecta que llevó a cabo a nivel nacional e internacional.

mensaje día de la eliminación de la violencia contra la mujer 2018
By in

mensaje día de la eliminación de la violencia contra la mujer 2018

Mensaje en el marco de la conmemoración del Día Internacional de la Eliminación de la violencia contra la Mujer 2018

25 de noviembre, Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer

En el marco de la conmemoración del Día Internacional de la eliminación de la violencia contra la Mujer este 25 de noviembre de 2018. La Dimensión de Justicia Paz y Reconciliación, Fe y Política de la Comisión Episcopal para la Pastoral Social CEPS-Cáritas Mexicana, se promulga por la eliminación de cualquier modalidad de violencia contra las mujeres como un acto de valentía ante el panorama tan desolador que nuestro país vive actualmente en relación al tema.

Aquí algunos datos para no olvidar y denunciar que muchas mujeres están siendo afectadas por las violencias (psicológica, física, económica, patrimonial y sexual[1]) que se ejercen de manera cotidiana en diferentes ámbitos de nuestra vida social a nivel nacional e internacional.

Datos alarmantes que generan indignación y nos motivan a crear iniciativas de intervención y atención a mujeres que constantemente acuden a los Centros de Escucha en los que trabaja la dimensión de manera local.

A nivel mundial;

  • Una de cada tres mujeres ha sufrido violencia física o sexual, principalmente por parte de un compañero sentimental.
  • En 2012, en uno de cada dos casos de mujeres asesinadas, el autor era su compañero sentimental o un miembro de su familia. En el caso de los hombres, estas circunstancias únicamente se dieron en uno de cada 20 hombres asesinados.
  • El 71% de las víctimas de la trata en todo el mundo son mujeres y niñas, y 3 de cada 4 de ellas son utilizadas para la explotación sexual.[2]

Y en lo nacional;

  • Las mujeres mexicanas pertenecen a diversos grupos de atención prioritaria, como: indígenas, rurales, migrantes, discapacitadas, privadas de su libertad, afrodescendientes, lesbianas, etc.
  • Según datos del INEGI, de enero de 2015 a diciembre de 2016, se registraron un total de 5,118 defunciones femeninas por homicidio. Mientras que, las cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública publicadas en enero de 2018 registran un aumento en el número de presuntas víctimas de homicidio doloso, de 2015 a 2017 y en enero de 2018 se registraron 272 asesinatos de mujeres.
  • Los resultados de la Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares (ENDIREH) 2016, mostraron que en México, casi 7 de cada 10 mujeres han sufrido violencia y que el 43.9% de ellas, han sido agredidas por el esposo, pareja o novio.
  • En lo que va de 2018, en México han sido asesinadas 1,165 mujeres, mapa elaborado por María Salguero activista y defensora de derechos humanos de las familias de mujeres víctimas de violencia.[3]

La Dimensión de JPRFP implementa en sus comunidades de intervención el Grupo de Apoyo a Mujeres GAM como una iniciativa de prevención y acompañamiento a mujeres de diferentes edades que en su comunidad han vivido algún tipo de violencia y que en el grupo encuentran un espacio de seguridad, dónde pueden hablar de la situación que han vivido, conformando redes de apoyo que favorezcan la construcción de relaciones saludables, habilidades resilientes, recuperación de su autoestima, promoción de su autonomía; encontrando un camino de sanación y sororidad.

Esta metodología ha propiciado que se creen verdaderos espacios libres de violencia, donde las mujeres aportan desde su experiencia personal a la reconstrucción del tejido social y comunitario.

[1] Articulo 6.- Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia

[2] Información disponible en: www.un.org

[3] Información disponible en www.plumasatomicas.com