¿Qué decimos?

Aprender de la emergencia: Cáritas Mexicana realiza visita técnica a diócesis afectados por los sismos de 2017

A dos años de los sismos en México, las comunidades del sureste no han olvidado. Los eventos marcaron un antes y un después en sus vidas. Para varias personas, ese después ha significado la construcción de una vivienda, el surgimiento de una comunidad más unida.
13 Enero 2020 Pastoral Cáritas

Del 6 al 10 de enero, Cáritas Mexicana realizó en las diócesis de Cuernavaca y Tehuantepec una visita para evaluar su labor humanitaria ante la emergencia que benefició a 76 mil familias de los estados de Morelos, Oaxaca, Chiapas, Puebla, Veracruz y Guerrero, Edomex y Tlaxcala, la gran mayoría afectados por los sismos, pero otros más por tormentas tropicales.

En la visita por parte del equipo de Cáritas Mexicana también participaron el Pbro. Francisco Hernández Rojas, Coordinador Regional de Secretariado Latinoamericano y del Caribe de Cáritas (SELACC), Catherine Mella, coordinadora de MAGRE en Cáritas Chile y Héctor Ceoli Boraschi, ingeniero civil, quienes analizaron los proyectos realizados por parte de Cáritas Mexicana en conjunto con las Diócesis, logro alcanzado gracias a donaciones nacionales e internacionales recibidas a pocos semanas de la emergencia.

Cabe destacar que los resultados del análisis y las observaciones serán plasmados en un informe, el cuál será enviado a Caritas Internationalis, quien coordinó la ayuda internacional. El documento también ayudará a Cáritas Mexicana para tener una evaluación interna de las operaciones llevadas a cabo para coordinar la ayudar.

Ruta de visita

Cáritas Mexicana en colaboración con las diócesis de Tehuantepec y Cuernavaca ofrecieron proyectos como “Pie de casa”, en el rubro de vivienda; “Producción de hortalizas”, atendiendo el tema de medios de vida, “Centros Comunitarios”, espacios para crear Centros de Escucha.

La primera parada para el equipo fue en Morelos, donde se reunieron con el Pbro. Jesús Longar, Coordinador de la Pastoral Social de Cáritas Morelos, Eufemio Flores y Faustino Quiroz, de Caritas Morelos, para visitar Miacatlán, en donde se implementó un proyecto de medios de vida, beneficiando a mujeres en su mayoría. Posteriormente, visitaron Tehuantepec que, junto al Pbro. Leónidas Oliva Martínez, encargado de la Pastoral Social, platicaron con el grupo de mujeres que realiza grupos de escucha para personas que necesitan ayuda psico-emocional. También acudieron a Matías Romero, Oaxaca y Hueyapan, Puebla, para visitar los pies de casas que se implementaron.

Lecciones aprendidas

La emergencia fue un parteaguas para que los participantes mantengan vivo el sentido de participación y el de apoyarse mutuamente. Por ejemplo, el centro de escucha en Tehuantepec, sigue atendiendo las necesidades emocionales de la localidad no sólo las causadas por el sismo, sino de otro tipo de violencias, con relación a su contexto social.

Para las Diócesis afectadas el reto no sólo fue atender la emergencia cuando esta se presentó, sino de trabajar arduamente en los proyectos después de lo sucedido, durante poco más de un año, en donde aprendieron a trabajar en equipo y comenzaron a generar un sentido de comunidad. En el caso de Cáritas Mexicana, la lección más grande fue la de aprender a trabajar en coordinación con las Diócesis, entender sus necesidades y diversas realidades.

“Las emergencias son una oportunidad. Una oportunidad de fortalecerse la relación entre la Cáritas Nacional con las diócesis, entre la Iglesia con la comunidad” externó Catherin Mella.

¡Súmate a nuestros esfuerzos!

Juntos construyamos un México más justo y solidario.

Quiero donar