¿Qué decimos?

ACCIONES LOCALES CON IMPACTOS GLOBALES: El calentamiento global, globaliza la tragedia ecológica

A inicios de 2020, la sorpresiva noticia de los incendios forestales consumiendo la flora y fauna de millones de hectáreas en Australia sacudió al mundo. Desde la dimensión de Cuidado Integral de la Creación invitamos a la reflexión sobre estos sucesos. Te invitamos a leer el comunicado completo a continuación:
20 Enero 2020

“Los cristianos, además, estamos llamados a aceptar el mundo como sacramento de comunión, como modo de compartir con Dios y con el prójimo en una escala global” (LS, 9).

La Casa Común es una, para ella no existen fronteras políticas o intereses económicos locales que se puedan cerrar con límites o territorios. Lo que se vive en el norte tiene impacto en el sur y viceversa.

Los incendios en el Amazonas fueron una llamada de atención para reconocer que esa parte de la casa común estaba siendo dañada y cuyas causas tenían indicios de ser provocados por intereses económicos. Lo que está sucediendo hoy en Australia se trata de un evento que confirma que nuestra Tierra sigue enferma de Cambio Climático.

Las altas temperaturas registradas en Australia, que superaron los 40 grados centígrados, se le atribuyen al fenómeno conocido como “Dipolo del Océano Índico”. Se trata de una variación irregular de las temperaturas en zonas opuestas de dicho Océano, que provoca lluvias e inundaciones en África oriental y sequías extremas en Australia y el sudeste asiático.

No es novedad las altas temperaturas en Australia y no es novedad los incendios forestales, lo que si es novedad es la intensidad, las grandes áreas afectadas y el tiempo en que dichos incendios han estado presentes, lo que vemos ahora son una prueba de los efectos de las altas temperaturas y la falta de humedad originadas por el calentamiento de la Tierra.

De acuerdo al Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) , la pérdida de la biodiversidad en Australia fue de 10.3 millones de hectáreas incendiadas, 1,250 millones los animales afectados, incluyendo muertos, heridos y aquellos que no van a poder sobrevivir por la pérdida de sus hábitats, en ellos están los que buscando alejarse de las llamas se enterraron pero que no encontrarán alimento al momento de su salida, también se afectaron las aves que al romperse los vínculos e interacciones vitales dentro de sus ecosistemas comenzarán a competir por los espacios. Las plantas que sobrevivieron al fuego también sufrirán, ya que sus polinizadores (insectos y murciélagos) han muertos o perturbados.

Cada una de estas creaturas que han muerto o han sufrido por los incendios ha sido pensada por Dios y cada una de ellas tiene una misión concreta en nuestro planeta. Lo que se ha perdido lo pierde toda la humanidad porque la obra de Dios se va con ello.

Perdemos todos porque en algo vamos contribuyendo a agravar las condiciones climáticas de nuestro planeta y porque la lejanía de esta globalidad nos provoca indiferencia local. Nos sentimos limitados en asumir compromisos de responsabilidad por lo que no podemos ver directamente, porque nos parece que no nos sucede a nosotros.

El Papa Francisco insiste que el cambio climático es un problema global con graves dimensiones ambientales, sociales, económicas, distributivas y políticas, y plantea uno de los principales desafíos actuales para la humanidad.

La invitación a todos los hombres y mujeres de buena voluntad y especialmente a los cristianos para contrarrestar la percepción de que no poder hacer algo por lo que sucede lejos, es mirar que las acciones locales transforman los sucesos globales, lo que podemos hacer en nuestro territorio de alguna manera impacta las condiciones de nuestro planeta completo, cualquier acción de la ecología integral hecha en lo local sumará de forma positiva en lo global.

Si a partir de hoy, cada uno de los cristianos y hombres y mujeres de buena voluntad asumimos los siguientes compromisos, podríamos cambiar las condiciones climáticas en el mundo, las acciones en las que podemos comprometernos son:

Uso eficiente y ahorro de energía

  • 1. Ahorra energía, usa focos leeds, elige equipos de bajo consumo de energía, no dejes enchufes conectados.
  • 2. Disminuye el consumo de gas, utiliza el calentador solar, ollas de calentamiento rápido, y la olla solar, usa al mínimo el horno.
  • 3. Utiliza estufas ahorradoras de leña.
  • 4. Elige productos locales, así evitas el uso de combustible en el traslado de los productos.
  • 5. Minimiza el uso de sistemas de calefacción; así como el clima y ventiladores.
  • 6. Evita el uso del automóvil, elige caminar, andar en bicicleta y el uso del transporte público.
  • 7. Al conducir un vehículo automotor, consulta guías para un uso eficiente del combustible, sigue las aplicaciones para evitar los congestionamientos.

Acondicionamiento de infraestructura de viviendas y servicios

  • 8. En la vivienda propicia al máximo la iluminación natural, utiliza el color claro o blanco en las paredes y materiales térmicos en la construcción; así mismo propicia una buena orientación.

Producción y consumo de satisfactores y alimentos

  • 9. Incrementa el consumo de frutas y verduras y disminuye el de carne. Porque El ganado vacuno debido a la tala de bosques por incremento del pastoreo y a su excremento, produce a nivel mundial el 51% de dióxido de carbono y el 65% de óxido nitroso, ambos causantes del cambio climático.
  • 10. Disminuye el consumo de todo cuanto puedas en tu vida ordinaria, a menor consumo menor procesos de transformación que contaminan.
  • 11. Elabora composta, con esto disminuyes la producción de metano (gas de efecto invernadero).
  • 12. Captura carbono al reverdecer tu comunidad con hortalizas, muros y azoteas verdes.
  • 13. Siembra y cuida árboles que sean de la región.
  • 14. Aprende y fomenta el cuidado de bosques nativos que son fuentes de agua
  • 15. Implementa acciones para limpiar y recuperar ríos y barrancas.

Desarrollo de valores conductas y actitudes responsables con justicia en el cuidado de la creación

  • 16. Evita arrojar contaminantes al drenaje (detergentes, aceites, químicos, etc.), todo llega al mar y destruye el plancton marino, principal zona de captura de carbono.
  • 17. Recupera la sabiduría ancestral y las prácticas tradicionales que tienen una mayor armonía con el medio.

+ Engelberto Polino Sánchez
Obispos Auxiliar de Guadalajara
Responsable de la Dimensión del Cuidado Integral de la Creación

¡Súmate a nuestros esfuerzos!

Juntos construyamos un México más justo y solidario.

Quiero donar